factores de sostenibilidad

¿Cuáles son los factores de sostenibilidad de tu empresa?

Cuando hablamos de los factores de sostenibilidad de una empresa debemos tener en cuenta tres vértices: el económico, el ambiental y el social.

Si nuestro objetivo es la sostenibilidad debemos trazar una estrategia que combine estos 3 pilares para conseguir que nuestra actividad empresarial, deje una huella neutra.

Con bajo impacto en el medio ambiente, tus buenas prácticas desembocarán en empleados felices, con orgullo de pertenencia, además de otorgar un valor diferenciado a tu negocio y tu producto.

Hoy en día, la palabra sostenibilidad está plenamente incorporada a nuestro vocabulario.

Incluso nos colgamos el distintivo de «sostenibles» y la mayoría de empresas hacen sus pinitos intentando dar sus primeros pasos hacia la sostenibilidad empresarial…

Pero,

¿Sabes realmente cuáles son los factores de sostenibilidad de tu empresa y cómo medirlos?

Una empresa sostenible es aquella que trabaja con la comunidad local, destina sus recursos a minimizar su huella de carbono así como su impacto medioambiental y presenta un crecimiento económico basado en una visión responsable.

El concepto es tan amplio que la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de las Naciones Unidas (WCED) lo define como aquella «que responde a las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de que las generaciones futuras».

Pero, ¿cuáles son esos factores de sostenibilidad?

La ONU, en La guía para la sostenibilidad corporativa del programa «Global Compact», enumera cinco aspectos para ser sostenible:

  • Actuar de manera responsable, conforme a los principios universales.
  • Dinamizar acciones que apoyen a la sociedad.
  • Comprometerse con la sostenibilidad de los cimientos de una empresa al nivel más elevado.
  • Publicar informes anuales de tus logros y esfuerzos.
  • Alentar una implicación con las comunidades locales de las que forma parte.

Debes saber cuáles son los indicadores más importantes en la evaluación de la empresa y sus motivos, por ello vamos a detallarte cada uno de los 3 pilares en los que debes basar tus factores de sostenibilidad empresarial para que no pierdas el foco.

Sostenibilidad económica

No es otra cosa que crecimiento económico, que a fin de cuentas es lo que supone el sustento de tu negocio, pero, manteniendo el respeto por los recursos naturales y la reducción de la huella de carbono que supone tu actividad.

Sostenibilidad ambiental

Es la minimización de impactos ambientales negativos que generamos con nuestra actividad empresarial, trabajando en una línea ascendente para transformarlos en impactos positivos.

Este punto es una de las claves para construir tu estrategia, ya que tendrás que trabajar sobre el ciclo de vida de tu producto, asumiendo las buenas prácticas empresariales en todos los niveles de la empresa.

A pesar de ser el centro táctico de la estrategia de marketing debes plantearte la sostenibilidad ambiental como un reto para la innovación y el desarrollo de tu producto y las prácticas que a él van asociadas.

Por tanto, dentro de la implementación de la sostenibilidad ambiental en tu empresa, tienes que trabajar activamente en el ciclo de vida del producto y su calidad asociada  y cómo afectan estos factores a la huella de carbono y las emisiones de CO2 que supone colocar tu producto en la mano de tu cliente.

Sostenibilidad social

En este punto es donde deberías echar el resto de tus esfuerzos, porque una empresa, no es nada sin su capital humano.

No pienses que la forma que tienes de relacionarte, incentivar y motivar a tus empleados no tiene nada que ver con cómo se percibirá tu producto. Está directamente relacionado con tus ventas.

Volviendo al programa Global Compact de las Naciones Unidas, define la sostenibilidad social diciendo que «las empresas influyen en lo que sucede a los empleados, a los trabajadores de la cadena de valor, clientes y comunidades locales, y por ello es importante gestionar estos impactos de manera proactiva».

Motiva a tus empleados, hazlos ver que trabajan en una empresa que lucha por un futuro mejor, para ellos y sus descendientes. Construye el futuro de personas felices y comunidades más desarrolladas.

Para conseguir esto tu actividad empresarial debe tener una ética férrea, valorar por encima de todo a tu capital humano, con políticas de igualdad, salarios justos y puestos de trabajo dignos y sustentables.

Dentro de la sostenibilidad social estaría bien que trabajases programas de apoyo medioambiental o sociales que colaboren con la comunidad local como programas de voluntariado.

Para desarrollar estos aspectos sociales puedes promover entre tus empleados acciones de voluntariado o programas de apoyo a la comunidad.

Las iniciativas de apoyo a las familias de los empleados, medir su grado de satisfacción y fomentar la diversidad entre ellos harán que tus políticas sociales desemboquen en empleados con orgullo de pertenencia y embajadores de marcas sostenibles.

¿Te gustaría ser una marca cuyos factores de sostenibilidad estuvieran claros y fueran prioritarios?

¡En tierra lo hacemos posible! ¿Quieres saber cómo? Haz clic en este enlace 

¡Si te gusta, comparte!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Artículos Relacionados